miércoles, 14 de mayo de 2008

Nos podemos defender

Estas últimas catástrofes telúricas me han hecho pensar en concentrar mi investigación en otro punto distinto. Estoy diciendo en mis entradas distintas cosas referentes a mis investigaciones, y aparte de los viajes en el tiempo que aun están bastante verdes, también dije de la posibilidad de detectar catástrofes, esto es mucho más fácil y lo tengo bastante adelantado, si bien como dije en una entrada anterior de nada me valdría decir que podía haber una catástrofe en un sitio determinado, si nadie me hacía caso. Pues bien, dado que ahora tendría unas plataformas de difusión por medio de internet de las previsiones, en cuanto tenga dos o tres aciertos seguidos la cosa cambiará.
La investigación está la tengo en el punto de saber que va a ocurrir algo anormal por las medidas de flujo magnético terrestre y otros. Ahora deberé construir un separador de frecuencias que me diga de que tipo es la catástrofe que se avecina. Todo esto puede parecer maravilloso e imposible de hacer, sin embargo los animales lo hacen desde hace mucho tiempo, sin saber leer ni escribir, podemos comprobar cómo los perros y las aves son capaces de detectar, lo mismo una catástrofe que una muerte próxima de su amo o ser querido.He de decir que ignoro el tiempo que me llevara esto, solamente he querido hacer esta entrada manifestando mi idea.Hoy en día existen sismógrafo que pueden detectar un temblor de tierra antes de que se produzca, la cuestión está en hacer un aparato que lo detecte con la antelación suficiente como para poder tomar medidas preventivas, si es que se así se quiere, pues a veces uno llega a pensar que a determinadas personas no les importa nada que la gente se muera por miles si no tienen petróleo.
Reto a cualquiera a seguirme, podemos estar en contacto e intercambiar experiencias, se puede comenzar con un detector de flujo magnético orientado hacia el este, un detector de pozos cuánticos, un detector ionico y una bioantena parabolica. A partir de ahi se hace un seguimento de las distintas mediciones para poder interpretar que quiere decir cada una y ¡palante!
Si me sierran este medio tendré que irme de temporero a la asituna.

3 comentarios:

Robin de Alcalá dijo...

Flipante y curioso realmente, es cierto, si los animales pueden por qué no nosotros... Apelo a Jodorowsky una vez más con lo que decía del rabo de la lagartija... si ellas pueden hacer crecer otro cuando lo pierden... por qué no nosotros podemos hacer crecer un dedo un brazo...
Besos!

Pilona dijo...

Lo más seguro que nuestros antepasados que vivían en cuevas también tenia la capacidad de notar los cambios climáticos y los desastres, hemos perdido todo nuestro instinto animal… toda una pena.
Besos.

p3p0 dijo...

Me da a mí que no tendrás que irte a la asituna...., ya llevas tiempo en ella :)

Saludos asituneros!!!